Advierten por posible escasez de fardos para el invierno por demanda anticipada

Advierten por posible escasez de fardos para el invierno por demanda anticipada

Tradicionalmente la demanda de rollos de pasto, o comúnmente conocidos como fardos, tienen una alta demanda en el invierno, debido a la escasez de lluvias de la época y las heladas. Sin embargo, la falta de precipitaciones desde enero a la fecha despertó en los productores un mayor interés por la compra de estos productos.

El Ing. Diego Campos Lopez Moreira, de la empresa Rollomax SRL, encargada de la producción de fardos; explicó a Valor Agro que durante el 2020 se observó una demanda anticipada de rollos de pastos que se manifestó con mayor fuerza desde abril.

El empresario contó que normalmente la compra de fardos se desarrolla en el periodo de julio a septiembre, mientras en algunas zonas del Chaco se extienden hasta noviembre, cuando comienzan las primeras lluvias. “Esta alta demanda es peligrosa, puesto que para la época de necesidad normal, que todavía no llegó, quizás ya no exista stock de fardos para comercializar”, añadió el Ingeniero.

Detalló que la zona chaqueña, alrededor del Chaco central y Chaco oeste, “está muy necesitada”, pero también “ya están empezando los pedidos para la zona del bajo Chaco”. Y agregó: “En breve todo el Chaco va a precisar de fardos o alguna reserva forrajera para pasar la seca”. Sin embargo, dijo que la región oriental “no escapa al problema”, dado que hay zonas con déficit hídrico, aunque son en menor escala; pero “indefectiblemente en el invierno se va a demandar algún forraje o sustituto del escaso pasto de la época”.

Corrales. Diego Campos Lopez Moreira se refirió a la demanda de fardos de los feedlots, ya que algunos encierros utilizan el producto como fuente de fibra para completar la dieta diaria: “Hay mucha demanda de ganaderos por el espacio de los corrales, ya que entienden al sistema de engorde a corral tercerizado o hotelería como una salida de la crisis hídrica y/o forrajera”, explicó.

A lo que sumó: “Los feedlots que solo hayan previsto su necesidad propia, van a demandar más fardos para poder cumplir con este servicio de hotelería”.

Negocio. El empresario aseguró que la demanda de fardos en los últimos dos años viene en aumento. “En esta época del año pasado hubo inundación y luego se enganchó el invierno, ahora hay seca adelantada y provoca una mayor demanda”, subrayó.

En cuanto a los precios, “pueden variar en función al volumen de compra desde Gs. 140.000 hasta los Gs. 200.000 por fardos promedio de 300 kilos, y desde Gs. 220.000 hasta Gs. 280.000 los de 400 kilos”, dijo y resaltó: “A medida que aumente la demanda y disminuye la oferta, pueden subir aún más”.

Por último recomendó al ganadero a realizar una “previsión de reservas forrajeras para minimizar el impacto de inundaciones, heladas o secas pronunciadas; lo que requiere de cierta inversión en las parcelas de pastura para implantarlas o dejarlas óptimas para la cosecha de los fardos”.

Fuente: Valor Agro.

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat